La muerte súbita en el deporte

La actividad física es un reflejo del estado de salud de una persona en concreto. Hoy en día, la mayoría de los jóvenes practican algún tipo de actividad física como puede ser el jugar al fútbol con los amigos después de clase o el salir a correr por las noches. Por ello, es difícil comprender como una persona con una regularidad en la actividad física, que aparentemente parece estar sano, pueda fallecer de muerte súbita.

Estos días hemos conocido la trágica muerte de Esteban L. M, de 16 años, mientras disputaba un amistoso entre el Espinardo y el Caravaca, en la Región de Murcia. El motivo de su fallecimiento fue la muerte súbita. La muerte del joven ha causado gran indignación entre la juventud y la clase trabajadora ante la clara evidencia de falta de medios desfibriladores en los campos deportivos y el incumplimiento por parte de las instituciones burguesas, hace aproximadamente dos años, de que en todos los campos de la Región de Murcia contaran con un módulo de asistencia médica que incluía el famoso desfibrilador.

Su vida podría haberse salvado como la de otros deportistas que perdieron la vida en las mismas condiciones.

En los próximos días, tendrá lugar manifestaciones delante de la Federación Murciana bajo el lema “Todos somos Esteban” cuyo mensaje ha sido difundido por las redes sociales como parte de una iniciativa de los jugadores de base y en la cual se ha sumado ya más de 1000 jugadores inscritos en la Federación: “para que no ocurra algo igual como le ocurrió a nuestro amigo y compañero Esteban. Para que tomen medidas y los clubes tengan los medios necesarios, porque todos somos Esteban. Urgente, no ignoréis esto, cuantos más seamos, más presión haremos. Juntos podemos”.

Todos conocemos los casos de muerte súbita de deportistas de elite como el caso de Vivien Foé, el caso de Miklos Feher o el caso de Antonio Puertas, entre otros muchos.

Debemos entender qué es y por qué se da la muerte súbita entre deportistas que aparentemente están sanos, como lo hemos comentado anteriormente.

Podríamos definir como muerte súbita a la pérdida de la función cardiaca. Se suele desencadenar por arritmias, como bradicardia, taquicardia ventricular y, con más frecuencia, por fibrilación ventricular. Aunque, las causas principales de la muerte súbita en los deportistas son: Miocardiopatía hipertrófica, Displasia arritmógena del ventriculo derecho, Cardiopatía isquémica y Aneurisma cerebral.

La prevención de la muerte súbita relacionada con el deporte debe desarrollarse en torno a tres pilares fundamentales: el reconocimiento cardiológico preparticipación deportiva (RCPD), la implementación de los mecanismos necesarios para una resucitación cardiopulmonar y desfibrilación adecuada en cada zona deportiva y, por último, la elaboración de registros nacionales en los que todas las muertes quedaran reflejadas.

Si tenemos en cuenta que el precio aproximadamente de cada desfribilador ronda los 3000 euros y que por otra parte el deporte, hoy en día, como el fútbol es un deporte de élite, llegamos a la conclusión de que es un negocio para enriquecer a unos pocos en lo cual no se busca el bienestar, el disponer de medios adecuados en cada campo de fútbol de nuestros barrios ni el acceso de los jóvenes de extracción obrera y popular al deporte.

Desde los Colectivos de Jóvenes Comunistas de la Región de Murcia expresamos nuestro más sincero pésame a la familia y a los amigos de Esteban. Nuestro mejor homenaje es seguir la lucha para que esta situación no se vuelva a repetir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: